lunes, 30 de marzo de 2015

!Nuestras nueces bailarinas!


Este año tengo una clase con 24 soletes de 3 años, con los que me encanta experimentar. En infantil las estaciones del año son muy importantes, y se recuerdan a diario en la asamblea y en nuemerosas actividades.

Es por ello que el trimestre pasado se nos ocurrió uno de nuestras "probatinas", que os voy a contar a continuación.


 Como somos unos auténticos artistas y nos encanta pintar, un día decidimos probar a ver que salía si pintábamos con nueces!!!! Era la excusa udeal para trabajar con un fruto seco y podíamos aprovechar para hacer un cuadro del otoño si utilizábamos los colores propios de la estación.

Así que pensamos y acordamos cuales eran los colores del otoño: marrón, amarillo, rojo y naranja,no nos costó mucho porque como os digo lo recordamos todos los días y nos lo sabemos de requetemaravilla. Ya solo faltaba comprar unas cuantas nueces,


Para llevar a cabo nuestra obra de arte cogimos una caja del rincón de las construcciones que nos iba a servir como soporte para realizar nuestra obra de arte.




Y así en la asamblea, calladitos y muy muy atentos fuimos pasando uno a uno a hacer magia. Lo divertido de la actividad era, por una parte, que la caja era transparente y nos permitía ver el baile que llevaban las nueces y por otra, que además de las obras de arte en papel, nos quedaban unas nueces chulísimas pintadas a modo de escultura, más tarde os contaremos lo que hicimos con esas nueces.



Así, cogíamos dos nueces de la bolsa, las poníamos encima del folio que estaba dentro de la caja, la seño echaba chorretones de pintura de los cuatro colores del otoño y la cerrábamos.

Unos cuantos bailes y meneos a nuestra caja, cada uno con su estilo propio y,..... voila! Teníamos una obra de arte digna de cualquier museo.





Al principio con las nueces queríamos llevarlas a casa, pero luego la seño pensó que podían ser un muy buen material manipulativo para llevar a cabo actividades de conteo y asociación de grafía y cantidad, así que al final las echamos a un bote y ahora jugamos con ellas en la asamblea.