miércoles, 8 de enero de 2014

4' 33" Los sonidos del silencio


A petición de Inma Contreras os comparto una de las más curiosas tareas que propusimos a nuestro alumnado de Cultura Audiovisual en nuestro primer  año de andadura en el IEDA y en el marco de trabajo con la unidad didáctica  El sonido y la música que consistía en que grabasen el silencio circundante durante 4 minutos y 33 segundos y reflexionasen sobre dicha experiencia. ¿Y por qué este tiempo? La Wikipedia  nos dice lo siguiente:
4′33″  es una obra musical en tres movimientos realizada por el compositor estadounidense de vanguardia John Cage en 1952. La pieza puede ser interpretada por cualquier instrumento o conjunto de instrumentos. En la partitura, con una única palabra, "Tacet", se indica al intérprete que ha de guardar silencio y no tocar su instrumento durante cuatro minutos y treinta y tres segundos. Aunque comúnmente se considera que se trata de "cuatro minutos y treinta y tres segundos de silencio",  en realidad el material sonoro de la obra lo componen los ruidos que escucha el espectador durante ese tiempo. Con el paso de los años 4′33″ se ha convertido en la obra más famosa y controvertida de John Cage.
El alumnado, inspirándose en esta  pionera pieza de Jonh  Cage,   tenía dos opciones para capturar el ruido/silencio circundante:  grabar su "pieza sonora" en vídeo o grabar sólo el audio,  subirlo  a Internet  ( Youtube o un audio en Soundcloud)  y escribir un post en su blog-portfolio de la asignatura  donde debía  reflexionar sobre  su experiencia acústico- sonora y  responder de alguna manera a  una serie de preguntas (tenían  que mezclar la experiencia personal,  lo que habían  sentido mientras hacían  la tarea,  anécdotas,  etc.)  y por otro lado colgar el resultado en vídeo o podcast de su particular  "paisaje sonoro".  Las preguntas eran:
  • Hora y lugar de la grabación (si subes solo el sonido acompáñala de una fotografía)
  • ¿Has sido capaz de aguantarte en silencio y sin hablar?
  • ¿Alguien te ha preguntado qué estabas haciendo?
  • ¿Cuántos sonidos has escuchado diferentes?
  • Escoge un sonido particular de los que hayas grabado y analízalo:
    • ¿qué lo produce?
    • ¿de qué material está compuesto?
    • ¿tiene un tono agudo o grave?
    • ¿cuánto ha durado ese sonido?
    • ¿se ha repetido a lo largo de la escucha?
    • Si se ha repetido era de manera constante o aleatoria.
    • ¿Hay reverberación en el lugar que lo has grabado?
    • ¿Es fuerte, intensidad media o débil?
    • ¿Mantiene la intensidad o se va perdiendo poco a poco?
  • ¿Has descubierto sonidos que antes no tenías en cuenta?
  • ¿Crees que el silencio es posible?
Por desgracia, muchos de los  blogs de entonces ( curso 2012/13) ya han sido borrados o deshabilitados por sus autores ,  por lo que no puedo acceder a gran parte de las tareas. A continuación,   tres  de las  tareas resultantes  junto a las reflexiones de sus autores/as y al final,  los enlaces a varios blogs  del alumnado donde algunos más  cuentan su experiencia con la tarea.

Tarea de Héctor




Hora: 11:30 AM La grabación la realice en el cruce de la Ronda del Tamarguillo con la Avenida de Andalucía. Como cabría esperar nadie preguntó nada por lo que pude mantener mi silencio sin ningún problema. Los sonidos que escuché eran los que cabría esperar, sonidos de pájaros, coches y algún que otro transeúnte hablando. No hubo ningún sonido que no esperase. El silencio completo es imposible,  ya realicemos esta actividad en medio del campo, en un museo o en el “silencio” de la noche, pues la propia grabadora genera un sonido, nosotros mismo hacemos ruido al respirar, nuestros latidos, y otros muchos otros que son inaudibles para nuestro oído, aun así se puede conseguir algo cercano a ello para nuestro oído, si bien en nuestras ciudades,  y más aun en el lugar donde realicé la prueba, siempre aparecerá un vehículo que rompa ese silencio en el momento menos esperado. Analicemos los sonidos,  por un lado tenemos los sonidos de los gorriones, todos agudos salvo alguno grave que emiten de vez en cuando. Las voces que se escuchaban eran todas agudas, y los coches reproducían como era de esperar sonidos agudos mientras se acercaban, siendo estos más agudos cuanto mayor era su velocidad, y graves en el momento de llegar a mi altura. Centrémonos en el sonido de los coches al pasar a nuestra altura, que es cuando mejor se pueden apreciar.  Justo en ese momento el sonido en cuestión es grave, de corta duración (pocos segundos), y repetido constantemente, pues la hora y el lugar es muy concurrido por los vehículos.  La reverberación de estos sonidos era nula, de intensidad media la mayoría de las ocasiones y algo más fuerte cuando el sonido en cuestión lo producía un autobús o vehículo de gran tonelaje. Como ya comenté, el sonido en cuestión gana intensidad conforme se acerca, y la va perdiendo según se aleja de nosotros.

Tarea de Esther


Esta grabación fue grabada el día 20/02/2012 a las 6:00 de la tarde, en la playa de Punta Candor, en Rota.
Conseguí mantenerme en silencio, escuchando diferentes sonidos, entre ellos me quedo con el sonido del agua del mar cuando rompen las olas, grave, constante y variable en intensidad, sin reverberaciones. El silencio absoluto creo que no es posible.

Tarea de María


Este es mi vídeo 4,33  para la tarea Escuchando el Silencio de CA.
El vídeo lo hice ayer, día 8 de Enero de 2012, por la tarde, a las 17: 10 más o menos. Esta grabado desde mi parcela, cerca de la orilla del río Cubillas. La verdad es que no hice solo este vídeo de 4,33, aparte de este que cuelgo para la tarea,  hice otros dos más porque no sabía cómo iba a escucharse en el ordenador cada uno de ellos.

  El ultimo que grabé es el más bonito respecto a la imagen, pero el ruido del río se exagera muchísimo,  por lo que más que silencio lo que se ha grabado es un ruido impresionante… Yo no soy una persona a la que le cueste trabajo estar callada, aunque depende de la ocasión, tampoco soy una persona que se calle las cosas, pero no me cuesta ningún trabajo permanecer en silencio cuando Realmente no hay nada que decir. Por lo tanto el hacer el video no me ha supuesto ningún esfuerzo, y tampoco nadie me preguntó que hacía porque no pasó nadie cerca mientras estaba grabando; en el video no se aprecia mucho pero la verdad es que el río está bastante sucio, por lo que a la gente no le suele gustar pasearse cerca, y tampoco es que exista la posibilidad de hacerlo sin practicar “Derraping” porque las orillas no está acondicionas, ni por asomo, para tal efecto.

  Es bastante complicado decir cuántos sonidos diferentes he escuchado, puedo mencionar algunos de ellos pero no creo que pueda enumerarlos todos. El que más presente está durante toda la grabación es el sonido del agua que corre en el río, se oye el viento también y trinos de diferentes pájaros, o diferentes trinos del mismo pájaro…no sé nada sobre el tema… En el minuto 2:28 empieza a cantar un pajarillo, no sé qué especie será pero emite un sonido agudo entrecortado, emitiendo unos pocos tonos diferentes, el sonido dura unos 6 segundos y va en degradación empieza suavemente, hacia la mitad se hace más intenso y finalmente disminuye un tanto el volumen y  para de repente, este sonido queda un tanto apagado por el continuo correr del agua en el río pero aún así se oye con bastante nitidez. No  sé si es ese mismo pájaro el que emite los demás trinos que pueden escucharse al a lo largo de la grabación, pero si es así y puede decirse que el sonido se repite, se repetiría de manera aleatoria a lo largo del video.

  En verdad ninguno de los sonidos que he escuchado me ha resultado extraño, sino todo lo contrario, los sonidos del agua y los pajarillos, el sonido del viento que mueve las ramas de los árboles son sonidos muy familiares y queridos para mí, sonidos que llevo escuchando toda la vida, sonidos que me hacen recordar mi infancia, cuando ir al río, que está a unos pocos cientos de metros de mi casa, era una excursión, coger moras en las zarzas escuchando el rumor del agua, tirar piedras y palos y seguirlos corriendo hasta que se alejaban mucho para entonces volver a tirar otro para hacer exactamente lo mismo… En fin, tengo que decir que “mi” río, aunque este contaminado y no sea más que un lugar al que se viertan todos los desagües de los pueblos que atraviesa…aun siendo, en realidad, agua contaminada…”mi” río me es muy querido, para mí sobre todo por su sonido...ya que no poseo sentido del olfato...

  Creo que el silencio es posible, en algún momento, cuando haya una ausencia total de sonido, cuando no se oiga ni siquiera una corazón palpitando muy adentro del pecho, cuando no se escuche ni siquiera el rumor del torrente sanguíneo bajo la piel…pero espero que cerca de “mi” río nunca se “oiga” este total silencio.

 Algunas reseñas más:
En definitiva,  una tarea interesante que esperamos poder repetir  alguna vez. NOTA: la tarea fue diseñada y elaborada originalmente por miembros del colectivo sevillano ZEMOS98 (zemos98.org/)

En nuestro blog La despensa de Leonardo  publicamos nuestras experiencias con el alumnado del Bachillerato de Artes a Distancia en Andalucía y compartimos muchos recursos artísticos por si os apetece pasaros.

Manuel.